| Email: info@klimbit.com

| Seguinos:

Llamanos! (+54) (221) 414-2550

Mentiras en las redes

Mentiras en las redes

Gobiernos, empresas y organizaciones civiles lanzaron en los últimos días diversas iniciativas para poner freno a un fenómeno que no sólo atenta contra la credibilidad de internet sino que puede llega a afectar el funcionamiento de la democracia. La opinión del director de Agencia IM, Federico Vulcano, en el díario El Dïa.

Si algo quedó claro tras la última campaña presidencial en Estados Unidos es hasta qué punto las noticias falsas en las redes sociales pueden llegar a contaminar una elección o incluso desestabilizar la gobernabilidad de un país. Con esa lección aprendida es que gobiernos, empresas y organizaciones civiles han lanzado en los últimos días diversas iniciativas para poner freno al fenómeno y tratar de recuperar cierta credibilidad.

Entre esas iniciativas, acaso la más importante sea la “News Integrity Initiative”, un consorcio global de empresas líderes de la industria tecnológica, instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales (entre las que figuran Facebook, Mozilla y la Fundación Ford) que se lanzó el lunes pasado con el propósito de “luchar contra las noticias falsas y construir comunidades mejor informadas”, según anunció la red social.

La meta de ese consorcio -que nace con un fondo de 14 millones de dólares y será coordinado por la Escuela de Periodismo la Universidad de la Ciudad de Nueva York- es aumentar la confianza en el periodismo en todo el mundo e informar mejor la conversación pública. Para lograrlo, la iniciativa financiará investigaciones y proyectos y organizará reuniones con expertos de la industria”, indicó Facebook en un comunicado.

La proliferación de noticias falsas es “un problema mucho más grande que cualquier plataforma y es importante que todos trabajemos juntos para minimizar su alcance. Sabemos que nuestra comunidad valora compartir y discutir ideas y noticias”, explicaron el martes voceros de Facebook al reconocer que la difusión de noticias falsas como si fueran verdaderas afecta la credibilidad de internet.

Para recuperar esa credibilidad el consorcio global “trabajará en varios frentes, como la investigación de las conversaciones, la educación de la audiencia y los medios de comunicación, la presentación de informes y la recopilación de mejores prácticas”, explicaron.

Entre los primeros participantes que contribuirán con la iniciativa “News Integrity” están la División para la Libertad de Expresión y Desarrollo de los Medios de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco); el Centro de Periodismo Europeo, con sede en Holanda; la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, basada en Colombia; la Sociedad de Editores de Asia; y el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales.

 

UN TRABAJO QUE DEBEMOS HACER TODOS

Federico Vulcano, director de Agencia IM y miembro de la Asociación de Community Managers de La Plata opinó que “las noticias falsas de internet nacen básicamente por dos motivos: o como entretenimiento, o bien con la intención de confundir para que se genere algún tipo de reacción. Uno de los momentos en que suelen aparecer noticias falsas o con una intencionalidad de confundir son en las elecciones. Ya pasó en Argentina en las presidenciales, cuando con fotos o frases que no eran del momento se intentó dañar la imagen de los principales candidatos. Resulta relativamente sencillo abrir un blog, cargarlo de información falsa y distribuirla en las redes sociales. A veces puede bastar un simple tuit o un posteo en Facebook para que se viralice una noticia que no es real. Y hasta hubo casos en que los medios reproducen esa información sin chequear. Detectar las inconsistencias o falsas noticias es un trabajo que debemos hacer todos. Hay que mirar dos veces la información que nos parece extraña y no hay que dejarse llevar por el momento. Podemos por ejemplo buscar otras fuentes para cotejar o bien usar los buscadores para fijarse si la noticia está en los principales medios de comunicación”.

 

PREOCUPACION

La iniciativa impulsada por Facebook y otras organizaciones no fue la única de su tipo anunciada en los últimos días. El martes pasado, Pierre Omidyar, fundador y presidente del gigante del comercio electrónico E-Bay, adelantó también su compromiso aportar 100 millones de dólares durante los próximos tres años para combatir las noticias falsas o que inciten al odio en internet.

Este fondo se utilizaría para fortalecer a medios independientes y a periodistas de investigación, atacando las informaciones falsas o que inciten al odio, señaló Omidyar al participar en el foro mundial Skoll que se celebró en la ciudad inglesa de Oxford.

Durante su discurso, el empresario estadounidense de origen franco-iraní sostuvo que “se ve con preocupación el resurgimiento de políticos autoritarios que están minando los progresos hacia una sociedad inclusiva” y que la falta de confianza en las instituciones y en los medios hacen que “los hechos sean devaluados y se difunda información errónea”. En ese sentido, sostuvo que esas tendencias no pueden convertirse en “normas” y que se debe proteger los principios de “apertura y participación” como fundamentos de la salud democrática.

En ese marco se anunció que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación que realizó la investigación “Panama Papers” recibirá 4,5 millones de dólares hasta 2020 para expandir su búsqueda.

Omidyar Network tiene más de 10 años apoyando el accionar de la “prensa independiente, la investigación periodística y las organizaciones de chequeo de información, entre ellos el sitio argentino Chequeado.com.

 

UNA DURA LEY

Por su parte, el Gobierno de Alemania se prepara a lanzar una proyecto de ley que obliga a los administradores de redes sociales a borrar contenidos de odio y noticias falsas, según informó el miércoles el ministerio del Justicia de ese país.

El proyecto alemán establece que todos los contenidos claramente punibles, como calumnias o incitación a la xenofobia, deben ser eliminados o bloqueados en un plazo de 24 horas desde la recepción de una queja, si las empresas no quieren ser multadas.

“Con nuestro borrador de ley concretamos la obligación existente de tener que borrar mensajes de odio que vayan contra la ley e informaciones falsas que puedan ser sancionables. Los proveedores de redes sociales son responsables cuando sus plataformas son usadas para difundir mensajes de odio o noticias falsas”, aseguraron voceros del gobierno alemán.

Si bien voces críticas señalaron que esta ley podría afectar la libertad de expresión, las autoridades alemanas explicaron que “la libertad de opinión termina donde se comienza a infringir la ley. Nuestra ley hace referencia expresamente a contenidos punibles”.

La legislación alemana contempla penas de hasta cinco años de cárcel por delitos de difamación y calumnias, y esta propuesta hace responsables a las empresas que administran las redes sociales como Facebook por no evitar la difusión de ese tipo de contenidos.

Alemania lleva tiempo pidiendo que los jueces e investigadores persigan penalmente la difusión de noticias falsas y de carácter difamatorio en las redes sociales. De hecho, a mediados de marzo su gobierno había presentado un proyecto de ley que contempla multas de hasta 50 millones de euros para las redes sociales que no borren los contenidos difamatorios o amenazadores en un lapso de 24 horas tras ser denunciados.

La reciente experiencia en las elecciones de Estados Unidos, en cuya campaña se difundió una gran cantidad de noticias falsas, aumentó de forma notable la preocupación entre la clase política alemana de que una situación similar se pueda repetir en su país de cara a la cita con las urnas que tendrá lugar el próximo 24 de septiembre.

Fuente: Diario El Día

klimbIT